Isla de Salvora

noviembre 7, 2008

La riveirense Isla de Sálvora, perteneciente a la parroquia de Aguiño desde 1959, forma parte del Parque Natural Islas Atlánticas, declarado en 2002. De la ría de Vigo, las Cíes; de la ría de Pontevedra, Ons; y de la ría de Arousa, la hermosa Sálvora. Situada, segundo estimación del Padre Sarmiento en uno de sus viajes por el Barbanza allá por el s. XVIII, a media legua de la punta de Aguiño, actúa de guardiana ante temporales justo en la bocana de la ría. De forma triangular y con una superficie de casi 190 ha., tiene además el honor de ser la cuarta isla gallega en tamaño tras la de Arousa e las antes mencionadas incluidas en el Parque. Destaca su carácter montesco, que alcanza en su punto más elevado los 71 m. y deja bien claro que en un tiempo muy distante estuvo unida a tierra, formando, con la compañía de los varios islotes que la rodean (los conjuntos de Sagres y Centoleiras), el apéndice de la gran cadena montañosa del Barbanza. La costa accidentada y el continuo embate del mar impidieron la formación de playas, pero las que hay, en la cara interior, resguardadas e casi vírgenes, son un lugar envidiable para quien ande en busca de calma. Puede escoger entre a playa del Almacén o Castelo (llamada así por la antigua fábrica de secado e saladura de pescado de Jerónimo de Hinojosa, luego convertida en el actual Pazo de Sálvora), de los Lagos, la de A Zafra o la de Area dos Bois.



El paisaje humanizado, además de la aldea desierta, se compone del embarcadero, al lado de la playa del Almacén, del castillo del mismo nombre, de la antigua cantina – ahora capilla -, del faro y de la mítica escultura de la sirena, a la entrada del muelle. La construcción del Pazo de Sálvora fue acometida en 1770: el comerciante coruñés Jerónimo de Hijosa, con el beneplácito de los Goyanes, abrió la factoría antes mencionada y que se vio obligado a cerrar antes de lo esperado. El faro de Sálvora existe desde 1852, por aquel entonces segundo un proyecto de Celedonio Uribe, y ubicado en el extremo meridional de la isla, en punta Besugueiros. Pero en 1904 se determina la construcción de un nuevo faro, en un lugar más elevado y elegido estratégicamente para ampliar el ángulo de iluminación hacia el interior. Este faro se inaugura en 1921 y luego será ampliado en 1954, año en que se dotó de grupos electrógenos, baterías, almacén y una balaustrada.

Costa da Morte. Lugar de importancia comunitaria

octubre 29, 2008
Situación

Franja costera en los ayuntamientos de Arteixo, Cabana de Bergantiños, Camariñas, Carballo, Cee, Fisterra, A Laracha, Laxe, Malpica de Bergantiños, Muxía, Ponteceso y Vimianzo.

Accesos

Desde A Coruña, carretera C-552 hasta Cee con prolongación a Fisterra. Autopista A-55 hasta Carballo. Desvíos y carreteras locales paralelas a la costa.

Descripción

Para comprender este nombre de muerte hace falta la memoria del mar. En la estadística figuran por lo menos 150 tragedias marítimas durante el último siglo, pero se ha perdido la cuenta de los sustos cotidianos en la memoria colectiva de este pueblo marinero, por otra parte alegre y vital. Susto de muerte debió de ser para las legiones romanas contemplar el hundimiento del sol más allá del Finis Terrae, en donde la mitología griega situaba el país de los muertos. Fisterra es el final de muchos caminos, incluido el de Santiago. Hasta aquí se prolonga el viaje para cumplir los últimos ritos de la peregrinación mientras el sol se desangra y en el resto de Europa ya es de noche.
La Costa da Morte ocupa la fachada litoral desde las proximidades de la ciudad de A Coruña hasta el cabo Fisterra. Contiene las rías de Camariñas, la de Corme-Laxe y la de Lires; y, sobre todo, acantilados abruptos en las puntas que delimitan una sucesión de ensenadas abiertas al océano. La riqueza ambiental se cifra en los humedales (marismas y arenales de Baldaio y laguna de Traba), playas salvajes (Balarés en Ponteceso, O Trece en Camariñas, Mar de Fóra en Fisterra y Rostro en Cee), las islas Sisargas frente al cabo San Adrián y otras puntas como Roncudo, Voitra o el cabo Vilán. La competencia por el título de extremo más occidental se dirime entre cabo Touriñán y Fisterra, pero parece ser que se queda a medio camino de los dos, en la punta de A Nave.
FLORA: Matorrales atlánticos (Erica vagans) y dunas con césped de Malcomietalia.
FAUNA: Avistamiento de delfines ( Delphinus delphis y también Tursiops truncatus). Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla), Arao común (Uria aalge) y Gaviota oscura (Larus fuscus) en cabo Vilán e islas Sisargas. Nidificantes en la laguna de Traba como el Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus).
SERVICIOS: Alojamiento: Sí. Comer: Sí.

rutas
Un buen recorrido por la Costa da Morte incluye los pequeños puertos pesqueros que en su estructura nos darán una idea cabal sobre la valía de los conocimientos marineros de su gente: Malpica, Corme, Laxe, Camelle Por la carretera comarcal C-552 de A Coruña a Fisterra son poco menos de 110 km de los cuales parten los principales desvíos a la costa. En Arteixo, en la playa de Barrañán, comienza este espacio protegido (LIC), que tiene un poco más al oeste uno de los ecosistemas más amplios: la marisma y arenal de Baldaio. La sucesión de playas se repliega en un cinturón dunar. En un extremo, por unas compuertas que aprovechan los caminos de acceso, desagua la laguna, refugio aún importante de aves.
Desde Carballo se emprende el desvío hacia Malpica y Ponteceso. De una a otra localidad, por pistas costeras, resulta imposible abstraerse a la belleza plástica de los miradores sobre las islas Sisargas, santuario de gaviotas. Y ya en la ría de Corme e Laxe, la ensenada de A Insua con la grandiosa playa de Balarés a un lado, el Monte Branco en el medio con su suelo de arena, y la desembocadura del Anllóns al fondo. Este río, incluido por méritos propios en la red Natura 2000, conserva en las riberas lo mejor de los cauces fluviales de estas comarcas. El trayecto continúa por Laxe hasta la playa de Traba. Además de la laguna, se puede escalar el monte a la búsqueda de los “penedos” o peñascos: caprichosas formas pétreas esculpidas naturalmente.
El desvío de Vimianzo al pie del castillo, en donde se representa durante el verano una completa demostración en directo de diferentes trabajos artesanales, conduce hasta Camariñas.

Islas en Galicia

octubre 20, 2008

Complexo Ons – O Grove
Lugar de importancia comunitaria (LIC)

Situación:

Comarca de O Salnés entre las rías de Arousa y Pontevedra. abarca los ayuntamientos de Cambados, O Grove, A Illa de Arousa, Meaño, Sanxenxo, Ribadumia y además la isla de Ons, del municipio de Bueu.

Descripción

En los mapas antiguos O Grove era una isla. Se unió a la península de O Salnés no con puentes humanos como A Toxa o A Illa de Arousa que esas son otras historias, sino por obra de la ingeniería marina y los vientos del sudoeste. Lentamente se ha ido creando el istmo de la playa de A Lanzada que alcanza un máximo de dos kilómetros de ancho por unos cuatro de longitud. Detrás del arenal y del rico sistema dunar asociado se extiende un amplio recinto de lodo, fondos arenosos y praderas de vegetación marina, como una ensalada que es el mejor abono para los suelos del viñedo. Es la marisma de O Vao, sujeta al ritmo de las mareas, en la que afloran media docena de islas de las cuales la mayor es A Toxa (1,5 km 2). A la diversidad del sistema intermareal se une la desembocadura del Umia y el extremo sur de A Illa de Arousa acompañada de todos sus islotes y escollos. Esta variedad de hábitats atrae a gran número de aves acuáticas invernantes, convirtiéndose este espacio natural en uno de los mejores enclaves peninsulares para su observación. No faltan las playas, hasta un ciento si contamos por el censo popular. La toponimia gallega no deja nada sin bautizar desde tiempos remotos, como atestiguan los vestigios arqueológicos (necrópolis de Adro Vello, San Vicente do Grove) o la tradición pagana del baño femenino y nocturno de las nueve olas contra la esterilidad y el mal de ojo junto a la ermita cristiana de A Lanzada. La mejor panorámica de este espacio natural, que es uno de los más diversos y complejos de Galicia, se obtiene desde A Siradella (159 m), uno de los puntos más altos de O Grove.
FLORA: Especies intermareales sumergidas y flotantes. Abunda la Zostera marina y la Z. noltii. Flores endémicas.
FAUNA: Aves acuáticas, Espátula común (Platalea leucorodia), Ostrero (Haematopus ostralegus), Correlimos común (Calidris alpina) y Chorlito gris (Pluvialis squatarola).
M.A.N.: Centro de Interpretación de A Siradella (O Grove). Tel.: 986 680 284 Punto de Información en Punta Carreirón. Seis observatorios ornitológicos y cinco rutas.
SERVICIOS: Alojamiento: Sí. Comer: Sí. Rutas en Barco: Sí (O Grove).

Maravillas del Mundo

agosto 5, 2008

The Guardian acaba de elegir las 10 mejores playas del mundo, eligiendo como la primera la Playa de Rodas de las Islas Cies.

El artículo dice más o menos que la mención de las playas españolas hace instintivamente pensar a la mayoría de la gente en el Mediterráneo. Pero la imponente salvaje costa atlántica de Galicia, justo al norte de Portugal tiene playas mucho más impresionantes – con mucha menos gente en ellas. Una de las joyas de esa costa está en las Islas Cies, a 40 minutos en barco de la preciosa villa de Baiona. Una vez refugio de piratas, Cies es ahora un inhabitado parque nacional, abierto al público sólo en verano. Los -galegos- van a pasar los largos y perezosos días del verano en la Praia das Rodas, perfecta medialuna de suave y pálida arena cubierta por pequeñas dunas que abrigan una tranquila laguna de transparente mar cristalino.

La mejor web para informarse: islas gallegas

Pero antes veamos estas maravillas.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.